Twitter
RSS

Bienvenido a mi blog

Espero que lo que veas aquí sea de tu agrado y pases un muy buen momento.

¡Estás es también tú pagina! Por lo cual puedes leer y comentar lo que quieras.

Mi nombre es Fernando Ramiro Realpe Conde, este sitio tiene como finalidad compartir lo que estoy estudiando en la Maestría en Tecnología Educativa, en el curso denominado Integración de la tecnología en ambientes de aprendizaje - móvil | Ene10.

Soy Licenciado en Filosofía y Ciencias Religiosas de la Fundación Universitaria Católica Lumen Gentium, de igual forma soy Tecnólogo en Ecología y Manejo Ambiental de la Universidad del Valle.

Disfruto mi labor como docente y le doy gracias a Dios por permitirme serlo.

Este blog, me permite ir visualizando todos aquellos aprendizajes del curso.

Para mí es verdaderamente importante tu opinión, por favor deja un mensaje.

Y si necesitas contactar conmigo, puedes enviarme un email

Datos personales

Mi nombre es Fernando Ramiro Realpe Conde. Soy Licenciado en Filosofía y Ciencias Religiosas de la Fundación Universitaria Católica Lumen Gentium, de igual forma soy Tecnólogo en Ecología y Manejo Ambiental de la Universidad del Valle. Actualmete estou estudiando en el Tecnológico de Monterrey, una maestria en Educación.

Seguidores

SOÑANDO ANDO CON GILANIA: Un hogar con comunidades amorosamente sostenibles

0


En la actualidad, se puede apreciar que gran parte de la población mundial dispone de la tecnología necesaria para mejorar su calidad de vida, sin embargo esto no se evidencia de manera concreta. La situación de desgaste de los recursos naturales, sumándole el consumismo, la violencia, el fanatismo religioso y el egoísmo vivido en las sociedades humanas nos muestran que debemos cuidar de mejor manera nuestro primer hogar: El planeta Tierra.
 La educación como elemento esencialmente humano, favorece y propicia los cambios que requiere la sociedad.   Teniendo presente estas consideraciones la promoción de los Derechos Humanos, los Derechos de la Naturaleza, están llamados a desplegar todo su potencial para fortalecer los procesos educativos, por medio la Complejidad conduciéndonos a hacer efectivo un aprendizaje significativo.
La manera como se debe llevar el proceso educativo debe cambiar notablemente apuntando hacia el Holismo y la Complejidad; nótese cómo hoy día ya no es extraño observar en directo hechos que están aconteciendo en lugares apartados del planeta; proporcionando información al instante. Adviértase que digo información más no sensibilización y mucho menos el tomar conciencia acerca de que nuestros actos o ausencia de éstos causan de alguna manera los acontecimientos que apreciamos y es precisamente aquí donde la educación debe desplegar toda su mediación pedagógica para propiciar aprendizaje en sus estudiantes.  Este fenómeno tan particular me sirve como ejemplo, para invitar a que los docentes y las docentes reestructuremos nuestro discurso pedagógico para hacerlo más lleno de vida, para promover lo que Capra denomina el estar ecológicamente alfabetizados.
En efecto la educación ha sido y será el instrumento privilegiado por excelencia para que en los espacios vitales, se le dé valor no sólo a la razón sino también a la intuición y a la percepción. La intuición, más la percepción,  a las que le sumamos el amor además de servir como  integradora de  corazones, interesará  a las mentes de los seres encargados de promover la ciencia, a valorar la paradoja de la complejidad presente en el mundo fenoménico natural.



Para leer la tesis completa sigue el enlace que se encuentra a continuación




Petebalas o Petepaz, tú decides!!!

1
video


¿QUÉ SON LOS OBJETOS DE APRENDIZAJE?

0
 Antes de dar respuesta a este interrogante, debe quedar claro que el docente encargado de facilitar los procesos educativos a sus estudiantes, de a poco se ve inmerso en una enorme demanda de los mismos para que se dé un cambio en cuanto a su metodología y estrategias educativas para lograr en sus educandos un mejor aprendizaje. Ante esta demanda y los retos planteados por la vida moderna y en espacial en la educación las Tecnologías de la Información y la Comunicación ofrecen una posibilidad viable para lograr superar las peticiones de la sociedad actual. (Sí desea enterarse un poco más de esta apreciación y de la aplicación Web 2.0 en la educación, me permito invitarlo a ver el vídeo Conferencia Comunicación en la web 2.0, en este enlace http://www.youtube.com/watch?v=9xX9cKMQ4hw&feature=related).

 A través de lo expresado anteriormente, puede apreciarse que el reto educativo del docente,  es el de encaminar los proceso educativos hacia una unificación de los contenidos, de iniciar en los educandos una evolución progresiva y constante de su capacidad de raciocinio, aunado a  la posibilidad de observar un fenómeno desde diferentes ópticas. Sin duda alguna, el profesor sujeto a esta enorme responsabilidad, encuentra que los objetos de aprendizaje (OA) sirven para responder este fabuloso  desafío, debido a que son recursos didácticos válidos, cuya particularidad de posibilitar un aprendizaje asistido con tecnología va a permitirle alcanzar en el educando un aprendizaje efectivo, Guzmán (2005) logrando además una “creación de una cultura de colaboración” Lozano Rodríguez (2007).

Con este contexto ya despejado, es pertinente aclarar, lo que son los objetos de aprendizaje. Ramírez Montoya, citada en el libro Tecnología educativa: en un modelo de educación a distancia centrado en la persona, anota que los “OA debe[n] ser una entidad informativa, un recurso que contenga un contenido, una información; que debe estar en formato digital, eliminando los recursos físicos, principalmente porque se busca la reutilización que permita usarse en diversas plataformas tecnológicas para los programas a distancia; debe generar conocimiento, habilidades y actitudes porque se busca formar aprendizajes integrales que incluya cada una de las áreas de conocimiento; que tiene sentido en el sujeto porque es a quien va dirigido ese recurso, de tal forma que la importancia no radica en quién diseñe o elabore el OA, sino en quién lo va a recibir para promover aprendizajes que sean significativos para él” Lozano Rodríguez (2007).

 Una información apropiada, que sirve para complementar los OA, es que estos, “... requieren ser trabajados como una unidad completa que promueva determinado tipo de aprendizaje, pero, a su vez, se necesita que esta unidad tenga la capacidad de ser reutilizada en diversos momentos”. Lozano Rodríguez (2007).

 Los objetivos que dan vigencia a los OA, se hallan en que, estos permiten el beneficio de los contenidos educativos. Teniendo como particularidad especial, la de lograr cierto nivel de perfeccionamiento, gracias a su reutilización, respecto a esta característica, Ramírez Montoya anota que “Cada objeto puede ser usado en diferentes contextos y para diferentes objetivos”

 Finalmente, es preciso anotar los dos grandes componentes que deben tener los OA, para lograr alcanzar los objetivos propuestos anteriormente: el componente pedagógico y el componente tecnológico.

 1. En el componente pedagógico, se delimita “la estrategia instruccional para trabajar el contenido del objeto, apoyarse en ciertos recursos de tecnologías de la información y la comunicación que soporten el recurso, y valorar, por medio de un proceso de evaluación, el resultado del aprendizaje que se formó a partir del OA”. Lozano Rodríguez (2007)

2. En el componente tecnológico, se identifican “los datos de la unidad digitalizada para que pueda ser trabajada en plataformas. Para ello se necesita trabajar con ciertos estándares y metadatos (datos de datos) para etiquetar (o describir) los contenidos del recurso”. Lozano Rodríguez (2007).

Sí deseas conocer más de los OA, observa el video Los Objetos de Aprendizaje, el cual se encuentra en este blog.

Referencias.

López, C. (2005) Los Repositorios de Objetos de Aprendizaje como soporte a un entorno e-learning, Tesina doctoral, Universidad de Salamanca. (Director Francisco José García Peñalvo). Consultado en http://www.biblioweb.dgsca.unam.mx/libros/repositorios/contenido.htm


 Lozano Rodríguez, A. & Burgos Aguilar, J. V. (2007) (Comp). Tecnología educativa: en un modelo de educación a distancia centrado en la persona. Distrito Federal, México: Limusa. (Capítulo12).





¿A QUÉ SE REFIEREN LOS RECURSOS EDUCATIVOS ABIERTOS? (OER -sigla en inglés-)

0

Dado los adelantos tecnológicos presentados a finales del siglo anterior y comienzos del presente, su constante utilización en la educación y la gran demanda mundial por acceder a los distintos conocimientos existentes, han hecho necesario que la mayor parte del conocimiento actual sea accesible a gran cantidad de personas.

 Atrás quedo aquella concepción egoísta del conocimiento particular cuyo privilegio era de algunas universidades reconocidas a nivel internacional. En el libro de Lozano Rodríguez, A. & Burgos Aguilar, J. V; en el capitulo 12,  Ramírez, anota que debido a “la competitividad generada por la globalización, el decremento en los recursos económicos destinados a las universidades y la disponibilidad de información con la irrupción de las nuevas tecnologías, entre otros factores, han favorecido un cambio radical en el trabajo institucional aislado por el trabajo con otras instituciones”.  Todas estas razones, sumadas a una enorme demanda por acceder al conocimiento, ha hecho que se generen comunidades de trabajo en las que las instituciones educativas están en disponibilidad de coadyuvar.

 Las circunstancias anteriormente descritas, hacen que aparezca un concepto relevante para la educación: Recursos Educativos Abiertos. La UNESCO (2002), los define como: “... recursos para la enseñanza, el aprendizaje y la investigación, que residen en el dominio público o han sido publicados bajo una licencia de propiedad intelectual que permite que su uso sea libre para otras personas. Incluyen: cursos completos, materiales para cursos, módulos, libros de texto, vídeos, pruebas, software y cualquier otra herramienta, materiales o técnicas utilizadas para apoyar el acceso al conocimiento." TRILLO (2009). Como complemento a esta definición, Open Educational Content anota respecto a los REA es que son, “materiales y recursos educativos ofrecidos de forma gratuita y abierta a cualquier persona”

 Finalmente, se puede anotar que la tendencia a utilizar los recursos educativos abiertos, está en continuo crecimiento, debido fundamentalmente a dos hechos: primero la gratuidad de las licencias, el poderse fotocopiar los contenidos, como su posibilidad de redistribución si caer en hachos ilegales y la facilidad ofrecida por la tecnología digital en cuanto a su distribución y/o generación vía Internet. Es tan profunda la importancia de este movimiento que, de continuar el apogeo hasta ahora demostrado, no es absurdo pensar en la creación de nuevos tipos de centros educativos para el futuro.

 Referencias.

 Lozano Rodríguez, A. & Burgos Aguilar, J. V. (2007) (Comp). Tecnología educativa: en un modelo de educación a distancia centrado en la persona. Distrito Federal, México: Limusa. (Capítulo12).

 Open Educational Content es, (2007) consultado en http://www.olcos.org/cms/upload/docs/Produce-and-Remix-OER_es.pdf Trillo

 Miravalles, M. P (2009) Recursos educativos en abierto, una realidad. Consultado en http://www.cibersociedad.net/congres2009/es/coms/recursos-educativos-en-abierto-una-realidad/647/


¿CÓMO SE EVALÚA EL APRENDIZAJE EN LA EDUCACIÓN CON RECURSOS TECNOLÓGICOS?

0
De acuerdo a Valenzuela (citado en Lozano y Burgos, 2007), en términos generales, un proceso de evaluación tiene dos propósitos fundamentales:

 1. Servir de medio para facilitar en los alumnos el logro de los objetivos de aprendizaje, señalándoles medidas correctivas en caso de tener dificultades;

 2. Cumplir con el compromiso de asegurar a la sociedad que los alumnos han alcanzado dichos objetivos, lo cual se hace explícito mediante un proceso formal de acreditación. El profesor debe tener claros estos dos propósitos cuando defina el sistema de evaluación para su curso.

 Ahora bien, respecto a cómo se debe realizar una evaluación en la educación con recursos tecnológicos, el capítulo 13 de Lozano Rodríguez, A. & Burgos Aguilar, J. V. (2007) (Comp). Tecnología educativa: en un modelo de educación a distancia centrado en la persona, aporta indicios a los docentes y estudiantes de cómo se debe desarrollar tan álgido tema. Para Valenzuela, la evaluación del aprendizaje en la educación con recursos tecnológicos, se sustenta esencialmente en estas siete prácticas:

 1. La práctica de aplicar exámenes en forma presencial. El recurso tecnológico puede usarse para aplicar el examen en un centro de cómputo del centro evaluador y bajo la supervisión de una persona encargada de aplicarlo.

 2. La práctica de aplicar exámenes en forma virtual El docente puede decidir las fechas en que el examen estará disponible para los alumnos, la forma de desplegar los reactivos a los alumnos (un reactivo a la vez o todos juntos), el tiempo máximo con que cuenta el alumno para responderlo, el orden cíe los reactivos (en forma aleatoria o en un orden predeterminado), el valor de cada reactivo, el número de opciones en exámenes de opción múltiple, el número de intentos que cada alumno puede tener para responderlo y hasta el tipo de retroalimentación que al alumno se le puede brindar, entre-otras cosas más.

 3. La práctica de asignar trabajos El uso de plataformas tecnológicas, se asocia con las acciones de retroalimentación (calificaciones incluidas) que los profesores proporcionan a los alumnos.

 4. La práctica de evaluar el desempeño en foros asincrónicos de comunicación. La configuración de cada foro puede tener más o menos variantes dependiendo de la sofisticación de la plataforma tecnológica.

 5. La práctica de evaluar el desempeño a través de medios sincrónicos de comunicación En el caso de grupos numerosos, implica que el profesor registre a todos sus alumnos como parte de sus contactos personales, lo cual puede ser dificultoso.

 6. La práctica de dejar que los alumnos se autoevalúen Colocación en la plataforma del examen, la cual pueda ser respondida por el educando cuando guste.

 7. La práctica de dejar que los alumnos se coevalúen. Los alumnos valoran en la plataforma, el trabajo de sus compañeros. Esta actividad, puede ser a nivel cualitativo, cuantitativo, anónimo, público o confidencial y/o obligatorio u optativo.

 Ya para finalizar este punto, es necesario terminar con esta corta reflexión expresada en el capitulo aquí estudiado: La educación a distancia parte, en buena medida, de un principio de confianza hacia los alumnos (Douglas McGregor diría que parte de una Teoría Y). Es muy probable que en más de una ocasión el "filtro" de la evaluación del aprendizaje no funcione tan bien como uno quisiera, pero esto también ocurre en sistemas presenciales en donde muchos alumnos "aguzados" logran acreditar un curso sin merecerlo. Sin embargo (y so pena de parecer ingenuo), el autor sostiene que son más los alumnos que merecen la confianza, que aquellos que la defraudan.

 Referencias.

 Lozano Rodríguez, A. & Burgos Aguilar, J. V. (2007) (Comp). Tecnología educativa: en un modelo de educación a distancia centrado en la persona. Distrito Federal, México: Limusa. (Capítulo 13).

Contreras, Ofelia, Cuenca, Beatriz, Valera. Myrna. (2007) La Evaluación De Aprendizaje En Los Programas De Educación Mediados Por El Uso De Las Tics: El Caso De La Maestría En Docencia Para Educación Media Superior De La UNAM. Consultado en http://e-spacio.uned.es/fez/eserv.php?pid=bibliuned:19264&dsID=n04contreras07.pdf

¿PARA QUÉ SE USA EL RADIO-CHAT?

0
Los inicios de la radio como medio para la comunicación, los explica Carolina Arteaga en la revista Razón y Palabra, número 36 de la siguiente manera: “Los programas enfocados a la educación nacen a partir del índice de deserción o de no asistencia al sistema escolarizado formal, debido a que las instituciones escolares se encontraban a distancias inaccesibles en algunas poblaciones. La radio, como un medio económicamente accesible para tenerse en los hogares, fue el espacio alternativo para la educación”.

De otro lado, Lozano Rodríguez, A. & Burgos Aguilar, J. V (2007) expone que: “Radio –Chat, es una aplicación que permite la trasmisión de voz del profesor a sus alumnos sobre medios de internet, y al mismo tiempo permite dialogar a través de mensajes escritos”.

Vistas así las cosas, y de acuerdo “... [a] estudios realizados en programas de educación a distancia en Internet ( Burgos, 2004b) se ha encontrado que el estudiante espera que el profesor ofrezca un enfoque más práctico que teórico en los espacios de interacción”, (Lozano Rodríguez, 2007), el radio chat es utilizado básicamente para responder ante una necesidad manifiesta de los estudiantes en línea: la comunicación.

Esta herramienta permite la flexibilidad de tiempo y espacio, debido a que le faculta al estudiante para poder interactuar entre ellos y/o con el moderador, con la ventaja que da el poder escuchar y no interrumpir el discurso con las preguntas que pueden ir surgiendo. Asimismo el radio- chat, concede la creación de otros escenarios para interactuar, como lo son: la retroalimentación, el panel de expertos, las entrevistas, la misma participación de los estudiantes, las asesorías y la invitación a personajes internacionales.

Dentro de esta explicación deben considerarse las ventajas que da la utilización de la radio educativa. De acuerdo a Peppino, citado en Lozano Rodríguez, 2007, estas son:

1. Unisensorialidad. Se explica debido a que un mensaje a nivel sonoro es recogido a nivel auditivo por las personas, estimulando pensamiento y razón.

2. Unidireccionalidad. Promoviéndose una comunicación empática, el comunicador logra captar sensibilidad propia del ambiente del receptor y logra un diálogo de intercambio entre todos aquellos que participan en la actividad.

3. Condicionamiento del auditorio. Un propósito elemental a nivel educativo al usar el radio como medio instruccional, es el poder llevar a los estudiantes de acción pasiva a una de escucha y reflexión.

4. Fugacidad. La planeación de la sesión permite tener un propósito previamente definido (objetivo instruccional) para que se justifique el espacio comunicacional.

Referencias.

Carolina Arteaga Et. Al. (2004) La Radio como Medio para la Educación. Revista Razón y Palabra, Número 36. Consultada el 20 de marzo de 2010 en http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n36/carteaga.html

Lozano Rodríguez, A. & Burgos Aguilar, V. (2007) (Comp.). Tecnología educativa: en un modelo de educación a distancia centrado en la persona. Distrito Federal, México: Limusa. (Capítulo 9).